15/07/2016

Cómo el Big Data te puede ayudar a vender más

Vamos a intentar explicar, de una manera sencilla, como realmente nos puede ayudar el BIG DATA a vender más, que aquí es lo que nos interesa.

¿Qué es el Big Data?

Desde hace ya un tiempo, todo el mundo habla del BIG DATA: en las agencias, en los departamentos de marketing, en los departamentos comerciales, en los bares... Cuando hay que hablar de innovación, tecnología y soluciones estratégicas se saca a la palestra la implantación de sistemas de “BIG DATA” y todo solucionado. Alguien lo dice y todo el mundo asiente, ante el temor de seguir hablando del tema, porque, realmente, ninguno de los que intervienen en la conversación saben exactamente lo que es y, mucho menos, cómo sacarle partido.

Según Wikipedia, el BIG DATA es un concepto que hace referencia al almacenamiento de grandes cantidades de datos y los procedimientos usados para encontrar patrones repetitivos en esos datos. IBM lo define como una tendencia tecnológica para entender y tomar decisiones a través de aquellos datos e información que, por su volumen, es imposible realizarlo por procesos o herramientas tradicionales.

Seguramente después de haber leído estas 2 definiciones académicas aún tengas dudas de lo que estamos hablando.

Es sencillo. Siempre existieron sistemas analíticos de datos, pero el caso es que, con la irrupción de las tecnologías de la información, todos generamos enormes cantidades de datos constantemente y, además, se han desarrollado herramientas para captar datos que nosotros no damos, pero que sí que son detectados: los controles de acceso, el acceso a wifi, el email, las redes sociales, la geolocalización, el uso de nuestro teléfono, las cookies de Internet, nuestras tarjetas de crédito… Somos unos generadores, conscientes o inconscientes, de datos y más datos.

¿Para qué sirve el BIG DATA?

Pues bien, estos datos que generamos, forman un valioso y gigantesco paquete de datos que, correctamente analizado y gestionado, pueden dar información sobre nuestros hábitos, nuestros gustos, nuestra forma de comprar, nuestra salud, nuestra posición socio-económica, ideas políticas, costumbres, etc.

Y esa información es oro a la hora de poder entender al consumidor, crear el perfil del cliente, crear campañas de publicidad o comunicación, mejorar el servicio, lanzar productos, mejorarlos o variar sus precios…

"En definitiva, ayuda a las empresas para tomar decisiones en base a comportamientos reales y no a encuestas o percepciones."

Así, el objetivo del BIG DATA, al igual que los sistemas analíticos convencionales, es convertir el dato en información que facilita la toma de decisiones, incluso en tiempo real, de muchos aspectos de la estrategia de la empresa y, en concreto, desde el punto de vista del marketing, si conocemos a nuestro consumidor, podemos venderle más y mejor. Las acciones de marketing serán más efectivas y podremos medir mucho mejor nuestra inversión.

Así que ya sabes: si quieres tener el control, pon un “BIG DATA” en tu vida!!! ;)