04/11/2016

Empresa & e-learning, una pareja de éxito

¿Qué tipo de formación buscamos cuando queremos lograr el éxito? ¿Formación presencial o formación online?

Hoy en día cuando queremos sorprender a alguien especial con una sabrosa receta… ¿Qué hacemos? ¿Nos apuntamos a un curso de cocina un mes o recurrimos a las redes para encontrar un video que nos muestre las claves de una forma ágil y entretenida? O lo que es lo mismo, ¿qué tipo de formación buscamos cuando queremos lograr el éxito? ¿Formación presencial u formación online?

Sin conocer vuestra respuesta puedo pensar que probablemente como a mi, os suceda que disponemos de un tiempo limitado, aunque tengamos muy buenas intenciones; que, además, debe ser un tiempo compartido con otras actividades, y que es importante que sea lo más productivo posible, porque el resultado debe ser que adquiramos en el mínimo tiempo posible los conocimientos necesarios para cumplir la tarea con el mejor resultado.

Empresa & e-learning. Una pareja de éxito

¿Qué aporta el e-learning a la empresa?

Esto es algo que también les sucede a los miembros de una empresa cuando necesitan adquirir nuevos conocimientos para su trabajo y por eso cada día más empresas ven claro que el e-learning tiene mucho que aportar a sus negocios.

Vivimos en un mundo en el que cada vez más el modelo de empresa tradicional va desapareciendo. Cada vez es menos común que todos los miembros de una empresa se encuentren en un mismo lugar físico y al mismo tiempo. Los grupos de trabajo cada vez están más deslocalizados, incluso en diferentes continentes, hablando diferentes lenguas y con necesidades diferentes.

En esta nueva situación, si queremos dar una formación a nuestros empleados es poco probable que podamos juntarlos a todos para una formación presencial. Si bien es cierto que las herramientas de videoconferencia nos ayudan a aproximar las distancias, un programa de e-learning correctamente enfocado es una solución mucho más versátil.

Ahorra recursos

Sin perder de vista que habrá ciertos temas que necesiten la interacción humana directa, es muy probable que podamos encontrar conocimientos a transmitir en los que podamos ahorrar recursos si los planteamos como una formación que cada empleado pueda realizar a su ritmo y gestionando sus propios tiempos.

Hay que tener presente que cada vez nos encontramos más saturados de información, lo que afecta a nuestra capacidad de atención y por eso resulta importante que seamos capaces de desarrollar píldoras atractivas y ágiles, basándonos en todos los recursos que hoy el mundo de la tecnología y el diseño nos pone en nuestra mano (infografías, motion graphic, etc.).

Facilita información útil para su trabajo

El hecho de que hoy en día podemos facilitar a nuestros empleados información útil para su trabajo diario de una forma que les resulte interesante y casi inmediata tiene que ser algo que comencemos a aprovechar.

Hoy en día podemos tener en el bolsillo nuestro propio programa de formación online para resolver las dudas de una manera casi instantánea, y también aprovechar al máximo el tiempo en cualquier circunstancia. Sin perder de vista la posibilidad de crear una red social que permita que los empleados interactúen y compartan sus progresos e inquietudes con otros compañeros que se encuentren a kilómetros de distancia, ayudando a que la motivación del equipo crezca.

Genera cultura de marca

Además cada día gana más peso en nuestra sociedad la importancia de generar una cultura de marca que haga que todos los miembros de una empresa nos sintamos parte de algo más grande, que sepamos que el todo es más que la suma de las partes.

Por eso no podemos olvidar que nuestros programas de formación son un vector más de visibilidad de nuestra empresa y los cursos e-learning permiten fácilmente cuidar y aprovechar que se genere el espíritu correcto en todo nuestro equipo transmitiendo de una forma coherente todos nuestros valores unidos a los conocimientos.

Pensemos en ello la próxima vez que nos encontremos tecleando en nuestro buscador habitual para encontrar ese videotutorial que nos ayude en un micro-momento, la próxima vez que aprendamos a preparar esa maravillosa receta en tan sólo 2 minutos y sea todo un éxito. ¿Si puedo convertirme en un chef en 2 minutos por qué no aprovechar esta nueva forma de aprender también para mi empresa?