12/07/2016

No todas las redes sociales son FB, TW e IG… Al loro con LinkedIN

LinkedIn aumenta en número de usuarios, que cada vez interactúan más y se tolera muy bien la distribución de contenido profesional.

LinkedIn aumenta en número de usuarios, que cada vez interactúan más y se tolera muy bien la distribución de contenido profesional.

La presencia de las marcas en las redes sociales ha pasado en estos años del rechazo a la absoluta convivencia: dejando de ser vistos como unos intrusos para convertirse en un espacio donde además de estar informado solventan los problemas de los usuarios. En este proceso de reconversión del marketing redes sociales, el auge y presencia de Facebook, Twitter e IG (¿Qué es IG?) es actualmente innegable.

LinkedIn: la red profesional más potente del momento

Sin embargo, no podemos dejar de mirar a otras plataformas con un potencial destacable. La red social LinkedIN no para de crecer. Poco a poco, pero sin duda afianzándose en cada nuevo escalón. En 2014 contaba con un 21% de usuarios activos -un punto más que Instagram en cuanto a actividad- según la sexta oleada del Observatorio de RRSS. Teniendo en cuenta que un 91% de usuarios utiliza todos los días las redes, no podemos desdeñar este dato como menor.

Si Facebook es la red que te mantiene en contacto con la comunidad, Twitter te informa inmediatamente de lo que sucede en el mundo, e Instagram te muestra el mundo en fotos; LinkedIn es la red social que favorece tu lado profesional y te conecta con tu sector. De ahí su importancia. No es una red social para buscar trabajo, que también, sino que puede ser la agenda de contactos profesionales más potente y accesible, además de gratuita.

No cabe duda de que Facebook y Twitter siguen siendo las redes sociales más usadas, muy por encima de cualquier otra. Pero linkedIn es la que más aumenta en nuevos usuarios que se deciden a entrar en una red social vertical profesional. Algo que hasta hace muy poco no se producía: la tendencia era hacia el uso de redes horizontales, donde no hay una temática y/o uso claro de las mismas.

LinkedIn tiene ya más de 332 millones de usuarios. Los que supone un 28% más que en el último trimestre. Al mismo tiempo que su volumen de uso aumenta un 19%, con más de 90 millones de usuarios activos (según los resultados presentados por la compañía en el comienzo de 2015).

Historias patrocinadas: la publicidad de LinkedIn

A esto hay que añadir la puesta en marcha de las “historias patrocinadas”, que ha sido lanzado por la compañía recientemente a modo de publicidad redes sociales – aunque mucho después que sus competidores – unido a una posibilidad de segmentación sobre idioma y orientación geográfica. Por lo tanto, diseñar mensajes específicos con un claro interés profesional para un segmento determinado de la población es más que posible.

Según explicó su CEO, Jeff Weiner, este producto ha sido el de más rápido crecimiento de los que lanzó la compañía. Solo en el tercer trimestre de 2014 las historias patrocinadas suponían ya el 31% de los ingresos en publicidad de LinkedIn.

La compañía se ha beneficiado del nuevo formato debido en gran medida a las posibilidades que la plataforma ofrece en la segmentación. Algo que sin duda es de un gran interés para los marcas debido a su potencial para ser vistos por nuestros cliente, pero también por los empleados que pueden y deben ser los primeros suscriptores de la empresa.

La potencialidad de LinkedIn es su verticalidad. Para la compañía ofrecer a los usuarios unos contenidos interesantes es una necesidad; ya que tienen en cuenta que sus usuarios tienen una características muy concretas y que sus intereses están muy limitados por su curriculum profesional. De ahí la necesidad y apuesta de esta red social por unos contenidos especializados y de calidad.

LinkedIn te está esperando

El “experimento” parece que está dando sus frutos. Los últimos estudios de la compañía señalan un aumento del tiempo que los usuarios dedican a esta plataforma. Calculan una media de 8 horas semanales navegando en LinkedIn, lo que no es mucho comparado con el tiempo en otras redes. Sin embargo, no podemos perder de vista la especificidad de esta comunidad.

Quizá por todo lo anterior, las empresas B2B cada vez invierten más en publicidad en LinkedIn y menos en Facebook. Así lo refleja un estudio de SM Examiner donde la diferencia entre la contratación en estas dos redes solo les separa un 1%, a pesar de la potencia y presencia de la plataforma de Mark Zuckerberg (89% para Facebook y 88% para LinkedIn).

Entonces ¿tengo que tener mi canal en LinkedIN como marca? Sí. Y es que en esta red social, además de encontrar a gran parte de tus empleados, encontrarás nuevas oportunidades de negocio, nuevos canales de comunicación y un portal donde las relaciones con tu marca serán más profesiones que en otros perfiles más abiertos como Twitter o Facebook.

Por todo ello, tu punto de mira ha de enfocar a esta red social que te permite acudir a un público más concreto. Entrar como marca, si aún no estás, de un modo profesional y a la vez cercano es tu siguiente paso tras leer este post.