11/07/2016

Soluciones globales: el 360 de verdad!

La importancia de un buen briefing

Con la edad uno va entendiendo (y asumiendo) la relatividad de las cosas y, sobre todo, de las personas.

Uno aprende que una respuesta A de un individuo X ante un determinado estímulo, puede suponer una respuesta B de un individuo Y ante dicho estímulo.

Pero, lo más sorprendente, y es por lo que me gusta (y me vuelve loco) el marketing y la publicidad es que, en otro instante, el mismo individuo X, ante el mismo estímulo, es capaz de responder C.

¡Qué volubles somos las personas!

Actuamos en la mayor parte de las ocasiones por sensaciones, por cómo nos encontramos, según si el Madrid perdió o ganó el día anterior, según la respuesta que me dio mi pareja al despedirse por la mañana, según como hayamos dormido…

La importancia del Briefing

Es por ello que, a la hora de enfrentar un problema (en el mundo del marketing y la publicidad lo llamamos “briefing”) es importantísimo cuántos ojos miran ese problema. Es imprescindible también que cada par de ojos corresponda a un cerebro, activo o no, pero, al menos, racional.

Que cerebros de diferentes disciplinas afronten un briefing hace que la solución sea espectacularmente buena. Nosotros mismos lo hemos visto en nuestra agencia. A medida que hemos ido creciendo, nuestras soluciones no solo han sido más amplias, sino que han sido muchísimo, muchísimo más completas y originales.

Nada tiene que ver cómo ve un briefing un programador, un ejecutivo de cuentas, un diseñador o alguien de producción. Cada uno mira el brief con un cristal de un color.

A mi, cuando se me plantea un problema en la vida, me encanta escuchar cómo lo perciben personas distintas a mi, valorar sus opiniones y, finalmente, tomar mi decisión.

En muchas ocasiones he agradecido esta forma de trabajar ya que, algo que parecía disparatado o irresoluble, ha encontrado solución en ojos de otros.

Puede que muchos digan: “es que no somos suficientes en la empresa” o “es que todos somos del mismo perfil”. No hay problema. Consultad la situación con gente del exterior. Muchas veces esa estrategia de marketing sirve para ingerir una dosis de humildad, en la que podemos comprobar que alguien “fuera de nuestro mundo” es capaz de dar con mejores soluciones que nosotros mismos.

Así es la vida!